No tienen… Perdón de Dios

foto002_0819Ernesto Hernández Zetina, Catemaco, Ver.-  En recorrido realizado por elementos de la policía al mando del comandante Gustavo Zapot a las 03:30 a.m. del día de ayer martes lograron detener a dos pequeños ladronzuelos quienes minutos antes habían salido de la basílica de la Virgen del Carmen la cual se localiza en el centro de esta ciudad, estos llevaban consigo una guitarra eléctrica la cual está valuada en cinco mil pesos, cuatro refrescos de 600 Mililitros y dos pares de zapatos.

Al ser detenidos por el jefe policiaco e interrogarlos estos confesaron que la mencionada guitarra y las otras cosas las habían sacado de la cocina de la iglesia, y que para entrar habían forzado el candado que tenia la puerta, “entramos por la puerta de enfrente, fuimos a la cocina y estaba todo cerrada rompimos el candado con un cincel que llevábamos, cuando estábamos adentro en la obscuridad buscamos y encontramos en el refrigerador unas ollas de comida, como teníamos hambre nos servimos de comer, sacamos unos refrescos y cenamos, a tientas encontramos la guitarra y lo demás, ya íbamos a salir cuando nos dieron ganas de hacer del baño del 2 y ahí hicimos nuestras necesidades y para que no se viera mal la suciedad que dejábamos la tapamos con una servilletas, al salir nos agarraron los policías y nos trajeron para acá y pues aquí estamos” dijo a este medio informativo, uno de los involucrados en este presunto robo realizado a la Basílica de la Virgen del Carmen.

Estando en la comandancia estos ladronzuelos dijeron responder a los nombres de Andrés Hernández Morales, ser vecino de la Col. La Poza, y la otra persona dijo llamarse Santiago de la O Taxilaga con domicilio en la calle Jalisco de la Colonia Lindavista, ambos con 12 años de edad sin oficio ni beneficio.

Cabe destacar que estos dos menores no es la primera vez que cometen este tipo de fechorías ya que Andrés Hernández Morales en días pasado en compañía de otro chamaco sustrajeron de un domicilio particular una radio grabadora marca Sony, mientras que Santiago de la O también tiene antecedentes en los archivos de la comandancia municipal, solo que ambos han corrido con la suerte de que las personas afectadas no han querido interponer denuncia ante las autoridades correspondientes, por lo que han recuperado su libertad, como se espera que lo hagan en esta ocasión ya que al parecer el encargado de la Iglesia católica no pondrá denuncia alguna, ya que al parecer se está perdiendo la cultura de denunciar los hechos de este tipo.

 

1 COMENTARIO

  1. Solo eso faltaba, que los curas PEDERASTAS se attrevan a denunciar a unos jovenes con hambre,ya me salieron ronchas del coraje.

Comments are closed.