Jue. Jul 25th, 2024

Una misión de derechos humanos de la ONU dijo el martes que era alta la probabilidad de que el principal hospital infantil de Kiev haya sido impactado directamente por un misil ruso durante una serie de ataques aéreos contra ciudades ucranianas, pero el Kremlin siguió negando su implicación.

Ucrania ondeó sus banderas a media asta en un día de luto nacional por la muerte de 41 personas en todo el país por los ataques aéreos del lunes, entre ellas cuatro niños y dos adultos en el hospital infantil Okhmatdyt de la capital.

El jefe de la Misión de Observación de los Derechos Humanos de la ONU en Ucrania, declaró:

El análisis de las imágenes de video y una evaluación realizada en el lugar del incidente indican una alta probabilidad de que el hospital infantil haya sufrido un impacto directo en lugar de recibir daños debidos a un sistema de armas interceptado.

Por su parte, Christopher Stokes, coordinador de emergencias de Médicos Sin Fronteras en Ucrania, comentó que sus “equipos son testigos de ataques a infraestructuras civiles y médicas por parte de las fuerzas rusas en toda Ucrania, en ciudades y pueblos en primera línea del conflicto y en el interior del país. Se destruyen hospitales y se mata a pacientes y personal médico”.