Por falta de vigilancia crece el número de alcohólicos en las calles

en-sat-1Juan Carlos Absalón, San Andrés Tuxtla, Ver.-A falta de atención por parte de las dependencias correspondientes, que al leer estas líneas saben perfectamente a quienes compete, he aquí una muestra de como nuevamente proliferan los indigentes que se convierten en un peligro latente para tantas jovencitas y niñas que cruzan irremediablemente a su paso; y es que no es para menos embrutecidos por el alcohol estas personas se convierten en una amenaza con riesgo de cometer actos de violación a mujeres indefensas.

Los grupillos de malvivientes se han apostado nuevamente en el callejón de Aquiles Serdán entre Aquiles Serdán y Rafael Solana Sinta y sobre la calle Matías Romero, y otro tanto sobre la calle Manuel A. de la Cabada, entre Matías Romero y Aquiles Serdán; y por si fuera poco en un terreno baldío atrás de donde se encuentra la terminal de los mixtos rurales que hay sobre la calle Matías Romero otro grupo más de personas con problemas de alcoholismo que molestan a transeúntes y a los pasajeros que arriban a esta ciudad a bordo de los mixtos rurales.

El índice crece precisamente porque las autoridades correspondientes nada hacen al respecto, mostrando con ello la apatía por un problema de carácter social que acecha precisamente a mujeres y a niñas, y hasta niños.

Recordemos los casos de violación que se están dando últimamente y de los cuales hemos dado a conocer oportunamente a través de las páginas de este diario.
Otro punto donde también se han congregado más miembros del llamado “escuadrón de la muerte” es en el callejón del vicio, entre la calle Ignacio Allende y Venustiano Carranza; ¿acaso las autoridades continuarán poniendo oídos sordos a las demandas de la ciudadanía?

Existe un departamento de trabajo social que tiene que atender estos casos, para ello el Gobierno del Estado dedica un recurso para reubicar a estas personas con problemas de alcoholismo a través de la investigación correspondiente y dar con el paradero de sus familiares que tienen la obligada necesidad de atender a sus familiares, de hacerse responsables de ellos y contribuir a un equilibrio dentro de la sociedad con el fin de evitar escenas desagradables en la vía pública y de poner la debida atención a sus familiares, antes de que éstos trastornados por el alcohol y hasta posiblemente bajo los efectos de alguna droga convertidos en delincuentes cometan alguna falta a pacíficos ciudadanos.

2 COMENTARIOS

  1. a lo mejor el compañero tiene razon son desperdicio y tirar dinero en la basura pero lo que no considera es que lamentablemente nunca sabes el pasado de estas personas pudieron ser buenas o malas no impota que fueron y solo todos necesitamos quien nos de la mano

  2. Deberian asesinar a todas esas personas, no son mas que molestias tanto para la sociedad como para el gobierno, es un desperdicio invertir tiempo y dinero en este tipo de «personas»

Comments are closed.