Protección Civil, en alerta por disturbio tropical 93L

Podría convertirse en tormenta tropical en las siguientes 12 a 24 horas
Traería fuertes lluvias para las cuencas de los ríos Papaloapan y Coatzacoalcos

Comunicado de PRENSA, Xalapa, Ver.—La Secretaría de Protección Civil se mantiene en ALERTA a causa del comportamiento del DISTURBIO TROPICAL 93L, el cual, a partir del domingo y hasta el próximo martes 23 de agosto, podría acarrear lluvias intensas en gran parte de la entidad, principalmente en los municipios de Las Choapas, Coatzacoalcos, Minatitlán, Uxpanapa y los de la Cuenca del Papaloapan, por lo que se ponderarán los alertamientos correspondientes.

El subcoordinador de Pronóstico Estacional y Meteorológico, Federico Acevedo Rosas, explicó que, si bien este disturbio perdería fuerza al penetrar a zona continental, sus remanentes podrían alcanzar la ístmica de Tehuantepec y dejar lluvias importantes en las cuencas de los ríos Papaloapan y Coatzacoalcos.

Por lo anterior, señaló que la Secretaría de Protección Civil se encuentra constantemente vigilando el comportamiento del DISTURBIO TROPICAL 93L centrado el mediodía de ayer jueves a unos 320 kilómetros al este-noreste de Cabo Gracias a Dios, en los límites entre Honduras y Nicaragua, y cuyo potencial de probabilidad de desarrollo actualmente es de 80 por ciento, pero de acuerdo con los pronósticos podría evolucionar a tormenta tropical en las siguientes 12 a 24 horas.

Acevedo Rosas dijo que este disturbio se desplaza hacia el Oeste, por lo que los modelos de pronóstico sugieren que podría moverse en las siguientes 48 horas frente a las costas de Honduras para dirigirse principalmente hacia el sur de Belice donde podría impactar incluso como un huracán categoría 1 en las primeras horas del día domingo 21 de agosto.

Señaló que aún existen algunas dudas sobre la intensidad que podrían tener estas precipitaciones, por lo que la Secretaría de Protección Civil les da un seguimiento especial para prevenir a la población, pero, de ser pertinente y oportuno, se emitiría una alerta gris al respecto.

“El problema sería que este sistema cruzara la Península de Yucatán y emergiera a aguas del Golfo de México donde podría intensificarse, pero los pronósticos no indican eso, sino que atraviesa Centroamérica con lo que se debilitaría, pero acarrearía lluvias al estado” concluyó.