Regresan a clases presenciales casi 2 millones de alumnos en Veracruz

Agencias | Xalapa, Ver. — En el colmo de la improvisación y la negligencia, en el marco del regreso a clases presenciales de casi 2 millones de alumnos de educación básica en Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez reconoció que apenas estaba por recibir el informe de cuántos planteles carecen de agua y luz eléctrica, razones que impidieron el retorno presencial a clases en algunas escuelas.

Sin embargo, aseguró que solo tres instituciones no pudieron iniciar este lunes, en el marco del inicio del ciclo escolar 2022-2023 lo que no coincide con la afirmación del secretario de Educación, Zenyazen Roberto Escobar García, quien afirmó que no se tiene una cifra exacta de cuántas escuelas no pudieron regresar a clases presenciales.

Más aún, García Jiménez aseguró que los robos y actos de vandalismo fueron mínimos por el corto tiempo que las escuelas estuvieron solas durante el periodo vacacional, y de paso presumió la estrecha colaboración con la Secretaría de Seguridad Pública y la Guardia Nacional.

Por otro lado, García Jiménez exhortó a los estudiantes y profesores a recuperar lo no aprendido en este nuevo ciclo escolar, como resultado del largo confinamiento por la emergencia sanitaria de Covid-19.

El mandatario estatal adelantó que están por llegar 49 millones de pesos para la reparación de escuelas afectadas por el paso del huracán Grace (finales de agosto de 2021), para atender al mayor número de centros escolares que resultaron dañados por el meteoro.

Y es que reconoció que los 200 mil pesos que se entregaron a planteles de la zona norte fueron insuficientes, pero con los nuevos recursos podrán concluir sus trabajos. Recordó que luego del inicio de la pandemia casi un millón 900 mil menores en Veracruz han retomado las clases presenciales, incluyendo a los de Educación Media y Superior.

Respecto a la implementación de la prueba piloto del plan de estudios para educación preescolar, primaria y secundaria, que entrará en vigor el próximo 29 de octubre en 960 escuelas públicas de todo el país, el mandatario comentó que solicitarán la aplicación del mismo en al menos 100 planteles.

“El planteamiento es para 30 escuelas, pero queremos que sea en 100, es decir, 10 escuelas por cada región. Ya hicimos la solicitud, solo estamos en espera de la respuesta”, expresó. A su vez, durante el evento protocolario en la Escuela Primaria «Avelino Bolaños», el secretario de Educación de Veracruz (SEV), Zenyazen Escobar García, reconoció que hay escuelas que no volvieron a las aulas porque les falta luz eléctrica o agua potable.

«Tendremos que ir viendo sobre la marcha qué escuelas no tienen luz, agua, o algunas situaciones que hayan impedido el regreso al 100 por ciento. A través de los delegados se pueden comunicar los padres y madres de familia en caso de que algún plantel no tenga algún servicio que les impida regresar», dijo el funcionario estatal.

No obstante, indicó que no se tiene una cifra exacta de cuántas escuelas no pudieron regresar a clases presenciales, aunque citó dos casos: el Centro de Atención Múltiple número 12 del puerto de Veracruz y una primaria en Xalapa, ambas vandalizadas. Sobre las quejas de padres de familia por el pago de una cuota escolar como requisito para que sus hijos sean recibidos en la escuela, Escobar García indicó que el monto es determinado por la asociación de padres de familia y es voluntaria.

«La aportación voluntaria o cuota escolar no puede ser impedimento para brindar el servicio educativo; si bien es una aportación que se hace es para mantener a las escuelas bien. El monto lo define la asociación de padres de familia y hemos hablado con ellas para decirles que hay que ser comprensivos tras la pandemia».

También se le cuestionó sobre el llamado del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) para que se permita a los estudiantes ingresar a las escuelas con cabello pintado y el corte de cabello que elijan, pero el funcionario dijo que su prioridad es que los alumnos estén en las aulas.

«Mi interés como secretario y maestro es que los estudiantes estén en las aulas; después de la pandemia el interés del Gobierno del estado es que los niños estén en la escuela; lo demás se irá viendo sobre la mancha», concluyó.