Sugieren crear ley de protección a víctimas

Senador Juan Cristo relata experiencia colombiana

Agencias, D.F.— Ante la violencia que enfrenta México y las víctimas que está dejando a su paso, el país tiene el gran desafío de crear una ley que brinde protección, asistencia y reparación del daño a este sector, sin importar quiénes son los responsables, sin que se condicione esta atención a la captura y sanción de los culpables, señala Juan Fernando Cristo, el senador de Colombia que a lo largo de cuatro años luchó en su país porque se hiciera efectiva la justicia para 4 millones de colombianos.

En entrevista con medios de comunicación, después de participar en reuniones con legisladores mexicanos que analizan la experiencia internacional en materia de reparaciones de violaciones a los derechos humanos, a partir de marcos legales e institucionales, el senador reconoció que en México hay avances en la materia.

“Es muy positivo que las distintas fuerzas políticas empiecen a pensar en modelos, a debatir una ley de víctimas que atienda los fenómenos que está enfrentando el país y que miren las experiencias internacionales que hay en el tema”, indica.

Reconoce que “a pesar de que esta violencia que azota a México es en realidad reciente” los políticos de los distintos partidos comienzan a debatir al respecto, ya que a Colombia le llevó décadas reconocer la necesidad de una legislación que atendiera a las víctimas, pasaron 40 años de conflictos armados, paramilitares, guerrillas y narco”.

Cristo impulsó a lo largo de cuatro años la creación de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, que entró en vigor en enero de este año; una norma que tendrá una vigencia de 10 años, para atender a los 4 millones de colombianos —10% de la población nacional— agraviados por décadas de conflictos armados y la operación de poderosos cárteles de la droga, que generaron 650 mil familias desplazadas, despojadas de su tierras.

En este sentido, señala que si bien cada país debe crear su legislación de acuerdo con su propia experiencia, en función de los fenómenos criminales y de violaciones a los derechos humanos que enfrenta, desde su perspectiva, en México hay un gran pendiente: “Escuchar a las víctimas, pues toda ley que pretenda brindar protección, asistencia y reparación en todos los órdenes debe contemplar las voces de quienes han sido golpeadas por el delito y la violencia”. Cristo destacó que cada caso es distinto, “cada experiencia es particular, pero existen principios internacionales en la atención a víctimas”.

El primer paso es definir con exactitud a la víctima, es un desafío, sin aspectos discriminatorios, dice.

“En Colombia llevó cuatro años de debates, porque al principio todos están a favor de la ley, pero al momento de llegar al terreno del acuerdo se discuten desde fechas, beneficios, a cuáles víctimas atender, es un debate político intenso”, indica.

Detalla que uno de los elementos que puede trabar el debate político es reconocer que entre los victimarios existen agentes del Estado, pues siempre habrá resistencias institucionales, pero el reto es precisamente que exista la voluntad política para aceptar esta realidad, y también incorporar en la norma a estas víctimas.

El senador destaca además que “más allá de la posibilidad o no de establecer quiénes son los responsables de los crímenes y violaciones a los derechos humanos, sobre todo se debe dar prioridad a atender a la víctima cuando se demuestra el daño causado, hay que repararlo en todos los ámbitos, lo importante son los agraviados”.

Juan Fernando Cristo deja en claro que “la reparación de la víctima es independiente al proceso judicial contra los responsables”, de lo contrario sería una legislación imperfecta, pues condicionar a la sanción del culpable el atender y resarcir al agraviado podría tardar años.