Un fraude, recompensas que ofrecía Yunes Linares por presos políticos

 

  • La administración yunista nunca tuvo la intención real de pagar un solo peso por la captura de personajes como Luis Ángel Bravo Contreras; mientras que el fiscal Jorge Winckler Ortiz hizo creer que se perseguía a delincuentes

AGENCIAS | XALAPA, VER.- El exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, junto con el actual fiscal general del Estado, Jorge Winckler Ortiz, engañaron a los veracruzanos al simular una persecución contra exfuncionarios duartistas, ofreciendo mediáticamente recompensas que nunca fueron presupuestadas, autorizadas y mucho menos pagadas.

La administración yunista nunca tuvo la intención real de pagar un solo peso por la captura de personajes como Luis Ángel Bravo Contreras; mientras que el fiscal Jorge Winckler Ortiz hizo creer que se perseguía a delincuentes con recompensas que sólo existieron en su discurso y en sus ruedas de prensa.

De acuerdo con información obtenida a través de solicitudes de información, la Oficina del Gobernador, la Secretaría de Seguridad Pública, la Secretaría de Gobierno y la Secretaría de Finanzas y Planeación coinciden en que por parte del gobierno estatal nunca se ofreció de manera oficial y legal un solo peso de recompensa por datos para ayudar a la captura de algún exfuncionario duartista.

El 14 de mayo de 2018, el entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares convocó a una rueda de prensa en Palacio de Gobierno para anunciar el ofrecimiento de una recompensa de 5 millones de pesos para quien brindara datos para la aprehensión del exfiscal general del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, señalado de cometer el delito de desaparición forzada de personas.

Sin embargo, de acuerdo con las solicitudes de información presentadas a través de la plataforma Infomex del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información a diversas dependencias estatales, coinciden en señalar que no existe registro alguno al respecto, y que corresponde a la Fiscalía ofertar tales pagos por información sobre el paradero de personas perseguidas por la justicia.

Tal es el caso de la solicitud número 01646618 del día 6 de agosto de 2018, en la que se requirió a la Secretaría de Finanzas y Planeación conocer los montos de las recompensas pagadas y anunciadas por el entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, para la captura de personas implicadas en algún delito, en particular de Luis Ángel Bravo Contreras.

La Sefiplan respondió no contar con información alguna al respecto, luego de haber hecho un análisis exhaustivo respecto a las atribuciones y facultades de esa dependencia, y remitió a la Fiscalía General para hacer esa pregunta.

Tal respuesta fue avalada por Belén Aguirre Benítez, jefa de la Unidad de Transparencia de la Secretaría de Finanzas y Planeación.

Prácticamente en el mismo sentido respondió la Secretaría de Gobierno a la solicitud de información con folio 01646418, indicó que no está en sus facultades dar este tipo de pagos por recompensas ni tener dato alguno de la existencia al respecto de esos datos.

En su respuesta refiere que esos datos deben estar en poder de la Fiscalía General del Estado, pues es la única instancia facultada para ofrecer recompensas. Tal contestación fue avalada por Linda Victoria Amador Castellanos, jefa de la Unidad de Transparencia de la Segob.

La Secretaría de Seguridad Pública informó, sobre la solicitud número 01646518, que no se cuenta con dato alguno, de parte de esa dependencia al menos, de que se haya presupuestado algún recurso como recompensa para la captura de Bravo Contreras.

De tal modo que la recompensa que ofreció en su momento Miguel Ángel Yunes Linares para obtener datos y concretar la captura del exfiscal Luis Ángel Bravo Contreras fue únicamente mediática, y se dio justo en el momento que arrancaban las campañas a la gubernatura donde participó su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, que posteriormente sería derrotado por Cuitláhuac García Jiménez de MORENA.