Transportes Tepango pretende despojarla de sus locales

Isla, Ver.–A su llegada la señora Eisalda F. Hernández no pudo abrir los locales que habría de rentar al señor Gerardo Sepúlveda, por lo que al investigar encontró que habían allanado su propiedad, además causado daños y derribar la puerta trasera y soldado las cortinas de acero. (Foto: JC Absalón)
Isla, Ver.–A su llegada la señora Eisalda F. Hernández no pudo abrir los locales que habría de rentar al señor Gerardo Sepúlveda, por lo que al investigar encontró que habían allanado su propiedad, además causado daños y derribar la puerta trasera y soldado las cortinas de acero. (Foto: JC Absalón)

Juan Carlos Absalón, Isla, Ver.—Tal como informamos en nuestra edición anterior, luego que se dispusiera a rentar un par de locales ubicados en la calle Raúl Sandoval, junto a la terminal de autobuses Tepango, la propietaria de los mismos, señora Eisalda F. Hernández Pérez, encontró la tarde de este lunes 21 de mayo que éstos habían sido sellados e invadidos por otras personas.

La agraviada señala que los departamentos iba a rentárselos al señor Gerardo Sepúlveda, por lo que como propietaria dispuso fueran abiertos los locales y retiradas 6 llantas que estaban al interior y unas láminas viejas de zinc, ya que la puerta exterior había sido robada y sólo estaba cubierta con pedazos de láminas de asbesto.

Así mismo encontró daños en el cielo raso y en el baño, donde también le robaron el lavamanos; una vez en el interior para asegurar la puerta exterior ordenó a un albañil sellara con blocks y cemento la misma.

Mientras tanto afuera el encargado de la terminal, quien dijo viene de Córdoba, Ver., y una joven de nombre Andrea Costeño, quien se dijo empleada administrativa, llamaban a sus jefes para dar a conocer de la situación, llegando un tipo que se dijo apoderado legal de la empresa y ordenó a la propietaria se saliera y a empleados de la empresa Tepango derribaran la pared recién construida.

Cuando la pared había sido terminada esta fue derribada por un sujeto que se dijo administrador y que está trabajando en la misma desde Noviembre pasado, a quien al preguntarle quién había cometido esa acción, sólo dijo “entre todos”.

De inmediato la agraviada llamó a su representante legal quien dijo que ella estaba en su derecho y que podía denunciar a quienes habían cometido esa agresión, donde la señora Eisalda dijo que sufrió lesiones en un brazo cuando hizo frente a los sujetos que amenazaban derribar la pared.

El “representante legal” todo el tiempo se mostró altanero y prepotente secundado por un sujeto que seguía sus instrucciones y a quien a su vez siempre tuvo a su lado a otro sujeto y un grupo de más de 10 sujetos que trabajan para la empresa Tepango.

Más tarde llegó al lugar de los hechos la representante legal de la agraviada quien defendió la postura de la señora de 68 años de edad, quien además sufrió crisis por la tensión nerviosa ya que padece diabetes.

Los hechos sucedieron desde las 16:00 horas, como a las 23:00 horas el “apoderado legal” ordenó a varios sujetos que ya se habían adentrado a los locales a que no se salieran de allí, los que obedecieron la orden y pernoctaron en la misma.

El caso ha sido turnado ante las instancias correspondientes, ya que la agraviada dijo ser propietaria desde hace más de 30 años y que ese patrimonio es el que le permite subsistir, por lo que los delitos que señala son despojo de bienes, allanamiento de morada, daños y perjuicios en propiedad ajena y lo que resulte en contra de los invasores.

Seguiremos informando.

Isla, Ver.–Exterior de los locales propiedad de la señora Eisalda F. Hernández Pérez, asegurados con candados y en la parte posterior la puerta ya no estaba, sólo había pedazos de asbesto. (Foto: JC Absalón)

 

Isla, Ver.–Al interior de unos de los locales se encontraron “guardadas” seis llantas rotas y un par de láminas de zinc usadas; blocks para “sentarse” y una cubeta vacía. (Foto: JC Absalón)

 

Isla, Ver.–Los primeros en oponerse a la entrada de la propietaria quien se dijo “encargado” David Cabañas y la administrativa de Tepango Andrea Costeño. (Foto: JC Absalón)

 

Isla, Ver.–El baño fue destruido y el lavamanos robado para construir otro baño atrás con láminas de la propietaria, según dio a conocer la agraviada Eisalda Hernández Pérez. (Foto: JC Absalón)

 

Isla, Ver.–Los círculos muestran los puntos de soldadura en que se encontraron aseguradas las cortinas de acceso a los locales de la denunciante señora Eisalda Hernández Pérez. (Foto: JC Absalón)

 

Isla, Ver.–Llantas y láminas encontradas al interior de los locales fueron colocados en el exterior tal como lo muestran las gráficas. (Foto: JC Absalón)

 

Isla, Ver.–Momentos en que se construyó una pared para asegurar la entrada al exterior. (Foto: JC Absalón)

 

Isla, Ver.–El sujeto de camisa blanca obedeció ordenes del “apoderado legal” (camisa a rayas) quien incitó a trabajadores de la empresa Tepango derribaran una pared recién construida en locales de la señora Eisalda Hernández y ordenó se metieran a los locales y no se salieran de allí. (Foto: JC Absalón)

 

Isla, Ver.–Cuando el albañil ya había terminado de sellar la puerta esta fue derribada concretándose a decir, cuando se le preguntó quien había sido, el sujeto de la camisa blanca dijo “todos”, y se hizo acompañar todo el tiempo por el sujeto de la camisa de franjas blancas con rojo. (Foto: JC Absalón)

 

Isla, Ver.–Estos sujetos son algunos de los “paleros” de la empresa Tepango que recibieron “la orden” del “apoderado legal de la empresa” de meterse a los locales de la señora Eisalda Hernández y no salirse. (Foto: JC Absalón)

 

Isla, Ver.–Momentos en que llega elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones a tomar conocimiento del caso. (Foto: JC Absalón)

 

Isla, Ver.–Desde la tarde, antes del anochecer comenzaron a llegar “paleros” de la empresa Tepango para posicionarse de los locales en plan de intimidación. (Foto: JC Absalón)

 

Isla, Ver.–“El apoderado legal de la empresa Tepango”, ordenó a “sus paleros” se metieran a los locales de quien se dijo propietaria, señora Eisalda Hernández Pérez, y que no se saliera de allí, mientras quien lo secundó los estuvo rondando durante la noche para que allí siguieran. (Foto: JC Absalón)