La asistencia social no puede esperar: Jacinta Gutiérrez

Ángel R. Cabada, Ver.—El señor Gabino Baltazar Sosa, de la comunidad El Chonegal recibió a la presidenta del DIF Municipal Jacinta Gutiérrez de Méndez, quien llegó hasta su domicilio llevándole una silla de ruedas que tanto necesita.
Ángel R. Cabada, Ver.—El señor Gabino Baltazar Sosa, de la comunidad El Chonegal recibió a la presidenta del DIF Municipal Jacinta Gutiérrez de Méndez, quien llegó hasta su domicilio llevándole una silla de ruedas que tanto necesita.

Carlos A. Victorio C., Ángel R. Cabada, Ver.—Familias desprotegidas, de escasos recursos y con algunas discapacidades físicas reciben el apoyo de la señora Jacinta Gutiérrez de Méndez, titular del DIF Municipal en la asistencia social.

Comentarios positivos surgen de parte de maestros de escuela y padres de familia que han sido apoyos para llevar beneficios a todos los rincones de la comunidad escolar del municipio cañero, no sólo de la zona urbana sino de las comunidades, sobre todo en el rubro de alimentación, con desayunos fríos.

En ese sentido la señora Jacinta Gutiérrez ha integrado un grupo de colaboradoras que están disponibles las 24 horas del día atendiendo a personas que realmente así lo requieren, sobre todo cuando se trata de traslados y demás atenciones médicas haciendo oportuno el estudio socioeconómico para su canalización.

Maestros de escuelas primarias y de jardines de niños que gestionaron los desayunos fríos para sus alumnos obtuvieron respuesta inmediata en tiempo y forma en lo que es la alimentación básica para los estudiantes de la cabecera municipal y las comunidades.

Y en ese sentido, brindando atención en apoyo a la economía de las familias cabadenses, también se les ayuda con despensas con productos de la canasta básica, para adultos mayores y madres solteras, y aclara la funcionaria, son apoyos destinados y nada tienen que ver con las cuestiones políticas actuales.

La ayuda necesaria a los que menos tienen no tienen tintes políticos porque las familias de escasos recursos no deben esperar, deben ser atendidas de inmediato.

Para las personas que sufren de alguna discapacidad física, la presidenta del DIF Municipal ha entregado un promedio de quince sillas de ruedas, precisando que cada una de estas sillas especiales tiene un costo de 3 mil pesos.

Y cuando no se tienen los recursos para beneficiar a quienes lo necesitan, se tocan puertas ante las instancias de gobierno para atraer esos beneficios.

Ángel R. Cabada, Ver.—Personas de escasos recursos, de la tercera edad reciben apoyos de la canasta básica para aliviar un poco su situación económica.