Al son que me toquen… hablo. Por: Alfonso Rodríguez Santos

Virgen Riveroll contraproducente en el PRI
Comoapan en la mira
¿Facturas “patito” en la ganadera?

Políticos desesperados y fuera de tiempo, realizan labor de convencimiento con sus allegados, para ser ungidos como candidatos de unidad a la presidencia municipal del PRI en San Andrés Tuxtla.

Como ya es sabido, algunos aspirantes han sido depurados, los únicos que están en la lucha es el licenciado Roberto Virgen Riveroll, quien se identifica plenamente con el equipo político de Manuel Rosendo Pelayo, Jorge Uscanga Escobar, Nemesio Domínguez, Josabet Cadena González y Jorge González Azamar, quienes en las pasadas contiendas electorales estuvieron en contra del sistema.

Imagínese si llegase a la presidencia municipal del PRI, Roberto Virgen, automáticamente Jorge Uscanga Escobar, tendría parte del control político en la Región de Los Tuxtlas.

Más con lo que se avecina en el 2012, ante las elecciones para la diputación federal, senaduría y presidencia de la Republica.

Hay que hacer memoria acerca de los movimientos que realizó Rosendo Pelayo, quien a toda costa, en su momento desestabilizó políticamente al sistema, y como premio le dieron la posición a varios de sus seguidores en el ayuntamiento; estos en agradecimiento mantienen bien informado al equipo político donde pertenece Virgen Riveroll, quien gracias a ese equipo ha tenido puestos en el Gobierno del Estado, en donde ciertamente encontró la ubre que no ha querido soltar.

La dama que también incursiona para obtener la presidencia municipal del PRI, podría realizar un mejor papel como presidenta del partido, y que es una persona que no ve distinción de partido ni favorece a algún partido político, como lo haría si llegara Roberto Virgen Riveroll.

 

Empleados y regidores desleales del ayuntamiento que pertenecen al equipo político de la pasada administración, han contribuido en cierta forma para que el gobierno municipal se desestabilice políticamente.

Los encargados de verificar la elección extraordinaria de Villa Comoapan se les está viendo muy cargados en el asesoramiento, que probablemente estén recibiendo, Antonio Chaires Quino, quien en fechas pasadas contendiera para la Agencia Municipal por la planilla verde e impugnara a su contrincante David González Durán por la Planilla Negra.

¿Por qué decir “probablemente, está recibiendo asesoramiento”?

El pasado lunes 6 del presente mes, uno de los responsables del Consejo Electoral Municipal, amigablemente entregaba documentación a Antonio Chaires, a la entrada de la Secretaria Municipal, para después ser recibido por el Lic. Gilberto Valenzuela Barrios.

Posteriormente en las escalinatas del Palacio Municipal, Antonio Chaires, Ramón Domínguez y el director de gobernación, sostenían una plática, lógicamente el tema a tratar era el caso Comoapan.

 

Se investiga procedencia de facturas de Asociación Ganadera Local, que probablemente expide facturas del vendedor del semoviente, y al comprador solo le pone el nombre de un rancho, y la firma que se encuentra al alcance del documento no es firmado por el titular de esa ganadera sino por un  tercero en discordia quien firma por “ausencia”.

En la factura que se encuentra en nuestro poder, se encuentra también un rúbrica del vendedor del semoviente, sin constatar hasta el momento que sea la misma que utiliza el vendedor en sus documentos oficiales.

En ese mismo tenor, en el documento no se aprecian la firmas del Presidente Municipal ni del Secretario del Ayuntamiento, pero si el sello original de la asociación ganadera local.

En otro documento o factura, si se puede llamar así, la misma ganadera, hizo un factura en una hoja de papel copia, firmada presuntamente por el Presidente Municipal, y por ausencia firman al calce del titular de la ganadera; en el documento se autorizan dos vacas lavadas para sacrificio.

Lo curioso del asunto es que en el papel, le pusieron el número de factura fecha y año, número de patente, fierro y el sello de la misma ganadera, arriba del mismo, si se puede llamar documento, esta una leyenda que dice, socio.

Al continuar con nuestra investigación, para poder desenredar la madejas negra que podrían existir en las ganaderas locales, se les cuestionó a diferentes ganaderos sobre el probable mal que existe en el interior de las ganaderas, manifestando que ciertamente se han visto serias irregularidades en las asociaciones ganaderas.

Por otra parte, el Lic. Gilberto Rosario Sánchez dijo: —“A nosotros como ganadera independiente Tzacoalco nos han tachado de ser una ganadera “patito,” lo cual no es cierto porque estamos debidamente requisitados ante el registro nacional y con el R.F.C. actualizado”.

Dando seguimiento a lo que se investiga, nos encontramos que los requisitos de las facturas que establece el Artículo 29 “A” del Código Fiscal y clave del Registro Federal de Contribuyente de quien lo expida, si se tiene más de un local o establecimiento, se debe señalar que domicilio del local o establecimiento dónde se expidan los documentos, o tener impresos el número de oficio, lugar y fecha de expedición, clave del Registro Federal del Contribuyente de la persona a favor de quien se expida, cantidad y clase de mercancía o descripción del servicio que amparen, el valor unitario consignado en número, e importe total señalado en número o letra, así como el monto de los impuestos que en los términos de las disposiciones fiscales determina la ley, número de impresión y datos de identificación del impresor autorizado.

Los Comprobantes podrán ser autorizados en un plazo máximo de dos años contando a partir de la fecha de su expedición, el plazo se puede prorrogar cuando se cubran los requisitos, que señale la autoridad fiscal de acuerdo a las reglas de carácter general que al efecto se expidan, transcurriendo dicho plazo de considera que el comprobante queda sin efecto, para las deducciones o acreditamiento previsto en la ley fiscal.

En relación a la vigencia de dos años de los comprobantes y de conformidad de las reglas 1.2 10.17 en la resolución en miscelánea fiscal para el 2010, se puede optar por considerar solo el mes y año como fecha de impresión y la vigencia se calcula a partir del primer día del mes que se imprima al comprobante y de la documentación de la misma.

Estos pueden ser cancelados al término de su vigencia, también debe contener para expedición del documento los siguientes requisitos establecidos en el artículo 29 del Reglamento del Código Fiscal de la Federación, Publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 7 de diciembre del 2009;  la cédula de identificación, la cédula de identificación fiscal en la cual en caso de personas físicas podrán o no obtener la CURP, el Registro Federal de Contribuyentes, y el nombre del impresor así como la fecha en que se incluyó la autorización correspondiente, el número de aprobación asignado por el Sistema Integral de Comprobantes Fiscales, en caso de personas físicas que tribuyen, conforme al régimen de actividades empresariales y profesionales, así como el régimen intermedio, además debe de imprimir los efectos fiscales al pago de conformidad con lo señalado.

En la fracción III 133 de la ley del Impuesto Sobre la Renta, en caso de que sean omitidos por personas morales del régimen simplificado los comprobantes deberán llevar además la leyenda del “contribuyente del régimen de transparencia”.

En relación al Art. 183 del Código de Procedimientos Penales, Cap. IV en donde a la letra dice: “quien a sabiendas en beneficio propio de un tercero o para causar daño a otro, hiciere uso de un documento falso o alterado, se le impondrá de seis meses a cinco años de prisión, y multa de hasta cien días de salario.

En el Cap. II de la misma ley señala: “la falsificación de documentos en el Art. 279 se impondrá de uno a cinco años de prisión, y multa hasta de cincuenta días de salario, a quien para tener un beneficio propio o ajeno o para causar un daño material o moral a cualquier persona o a la sociedad.”

En el párrafo primero dice: “Quien estampe un documento, una firma o rubrica falsa, aunque sea imaginaria y altere la verdadera”.

En el inciso segundo dice: “se aproveche de una firma en blanco para establecer una obligación, su liberación o la trasmisión de un derecho.

En el inciso tercero: “altere el texto de un documento después de concluido y firmado, si con ello se cambia su sentido sobre el punto sustancial o una circunstancia ya sea por añadidura supresión, enmendadura o borrado en todo, o en parte de palabras, frases cláusulas o variando la puntuación gramatical.”