Asesinan a albañil de Cebadilla en el Puerto

El hoy occiso respondía al nombre en vida de José Luis Enríquez Xolo, (a) El Ratón, de 38 años de edad, con domicilio en la comunidad La Cebadilla Chica, perteneciente a este municipio de San Andrés Tuxtla.

Notiver, Veracruz, Ver.—Un albañil, identificado como José Luis Enríquez Xolo, (a) El Ratón, fue asesinado de diez puñaladas por su compañero de parranda, Efraín Rosas Salazar, quien confesó que lo mató porque se negó a pagarle 300 pesos que le debía; el homicidio ocurrió durante la madrugada del domingo en una construcción de la zona centro de Boca del Río.

A la 01:50 horas del domingo, cuando Rosa Pío Alvarado y Francisco Javier Pío Domínguez regresaron a la construcción donde duermen, en la calle Galeana entre Juárez y Av. Veracruz, en la zona centro de Boca del Río, descubrieron el cadáver de su compañero José Luis Enríquez Xolo.

De inmediato dieron parte a las corporaciones policíacas y relataron que la tarde del sábado, desde las 16:00 horas, estuvieron tomando con la víctima y con el albañil Efraín Rosas Salazar, una botella de Presidente, pero cerca de la media noche salieron a buscar algo de cenar y se quedaron tomando José Luis y Efraín.

El Agente del Ministerio Público de Boca del Río, Roberto Hiram López Mendoza, acudió al sitio para realizar la diligencia de levantamiento del cadáver del albañil José Luis Enríquez Xolo de 38 años, quien tenía su domicilio en la comunidad La Cebadilla Chica, municipio de San Andrés Tuxtla.

El albañil presentaba diez heridas punzocortantes, producidas por arma blanca, localizadas en el rostro y en el abdomen. En la escena del crimen la autoridad aseguró el arma homicida, un cuchillo con la hoja rota.

Patrulleros de la Policía Intermunicipal que acudieron tan pronto tuvieron conocimiento del hecho capturaron a Efraín Rosas Salazar de 23 años, ya que esta persona se había quedado tomando con la víctima y además tenía manchas de sangre en la sudadera que vestía.

También intervinieron, en calidad de presentados a Rosa Pío Alvarado de 19 años, así como a Francisco Javier Pío Domínguez de 24 años, porque ambos convivieron con la víctima minutos antes del crimen que ocurrió en los primeros minutos del domingo.

Efraín Rosas Salazar preparó una coartada y argumentó que como estaba muy borracho no había podido identificar al hombre que había asesinado a su compañero de parranda.

Sin embargo, a raíz de la intervención de los elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI), el albañil Rosas Salazar confesó que él había asesinado a su compañero José Luis Enríquez Xolo y que lo había hecho, porque la víctima se negaba a pagarle 300 pesos que le debía.

El albañil confesó el crimen ante el fiscal Roberto Hiram López Mendoza, detallando la manera como había asesinado a José Luis y las razones que tuvo para matarlo.

En la Investigación Ministerial 1196/2011 declaró que como a las 23:30 horas del sábado Enríquez Xolo, (a) El Ratón, salió de un cuartito y empezó a decirle que se pasaba de lanza y discutieron por la deuda de 300 pesos.

Se liaron a golpes y fue cuando Efraín Rosas Salazar tomó un cuchillo que estaba en la mesa y le lanzó una estocada a la cara y después se lo hundió en varias ocasiones, hasta que la víctima cayó de espaldas.

Posteriormente lo envolvió en una cobija y salió del cuartito para seguir tomando cervezas, posteriormente, como a la 01:30 horas, cuando regresó Rosa Pío Alvarado y Francisco Javier Pío, el homicida fingió que justo en ese momento se estaba enterando que El Ratón estaba muerto, pues quería despistar.

La tarde del domingo, el agente del Ministerio Público, acompañado por peritos de la PGJE, realizó la diligencia de reconstrucción de hechos en la vivienda en construcción de la cabecera municipal de Boca del Río, allí se estableció la mecánica de hechos y quedó plenamente probado que Efraín mató a su compañero.

Este lunes el fiscal consignó ante el juez quinto de Primera Instancia al asesino, acusado por el delito de homicidio en agravio de José Luis Enríquez Xolo, quedando internado en El Penalito del Puerto de Veracruz.