Balacera en Otatitlán

Cuatro sujetos en un automóvil color blanco con placas de EUA, llegaron con rifles de asalto AK-47 y pistolas 9 mm. y dispararon contra policías municipales y civiles.

Agencias, Otatitlán, Ver.—Un policía muerto, un comandante herido, un niño lesionado en el rostro, una ama de casa con herida de bala y un joven con probable fractura en un pie a consecuencia de un disparo, así como daños en el interior de la comandancia municipal, fue el saldo del sangriento ataque perpetuado a las 11:30 horas del lunes por cuatro sujetos encapuchados que llegaron a bordo de un vehículo color blanco con placas americanas y se paró frente a la Comandancia de Policía, de donde descendieron dos sujetos, uno de ellos portando un rifle de asalto AK-47 y el otro una pistola 9 milímetros, con los cuales atacaron a balazos al oficial de guardia Ezequiel Bravo Torres, de 26 años de edad, originario y con domicilio en Chacaltianguis quien recibió un balazo en el pecho, a la altura de la tetilla izquierda y otra en el brazo derecho, cayendo herido de muerte, mientras los dos agresores ingresaban al interior de la Comandancia Municipal, donde efectuaron disparos en contra del Comandante Rafael Zapot Antemate, el cual logró repeler la agresión, pero aún así fue herido de bala en el brazo izquierdo y una en el pecho.

                De acuerdo a la información recabada en el lugar de los hechos por parte de testigos presenciales, los hechos se registraron cuando los individuos armados llegaron a bordo del automóvil y se bajaron afectando disparos en contra del oficial de guardia que se encontraba parado en los bajos del Palacio Municipal entre la Comandancia y el Registro Civil, mientras que las balas perdidas hacían blanco en un menor de aproximadamente 10 años, de una ama de casa y de un joven de unos 25 años.

                Los sujetos continuaron disparando hasta ingresar a la Comandancia de la Policía Municipal, donde dañaron sillas y dejaron las huellas de la violencia a través de rastros de sangre.

                Una vez cometido el ataque se dieron a la fuga con rumbo desconocido, por lo que de inmediato, testigos presenciales y policías llevaron a los lesionados a la clínica del Seguro Social de esa localidad, donde lamentablemente el oficial de guardia Ezequiel Bravo Torres, murió a consecuencia de las graves heridas.

                El Comandante Rafael Zapot Antemate, fue trasladado en una ambulancia al Hospital Regional de Tuxtepec, Oaxaca, de donde más tarde sería canalizado a la clínica del Seguro Social donde su estado de salud era delicado, pero estable.

                Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, de la Agencia Veracruzana de Investigaciones, personal del Ejército Mexicano y de la Policía Federal acordonaron el área, mientras personal de Servicios periciales de la PGJ realizaban el levantamiento de los casquillos percutidos y el traslado del único cadáver al servicio médico forense de Cosamaloapan para la necropsia de ley.

                Hasta el momento no se cuenta con líneas de investigación, aunque no se descarta un posible ajuste de cuentas.

1 COMENTARIO

  1. mmmmmmm en el estado de veracruz las policias municipales y estatales ya los zetas no lo estan reclutando ahora los obligan a pertenecer a esta organizacion en san pedro soteapan por ejemplo esto acaba de suceder y asi bueno la verdad es que el ejercito dbe de tomar el mando de estas coorporaciones policica

Comments are closed.