El Breve espacio por Juan Carlos Absalón

Reflexión ante el fin de año
¡Feliz Año 2010!
La traición a los mexicanos
¿Qué elegiremos en el futuro?

Llegamos al término de un año más; agoniza el 2009, y las emociones y sentimientos encontrados se hacen presentes, por los buenos y malos momentos vividos; una vez más la vida nos invita a la reflexión y a valorar lo que tenemos, lo que hemos ganado y lo que hemos perdido.

La vida sigue, sólo que la época hace del sentimiento masivo un encuentro de nostalgias y de inquietudes que envuelven a todos y eso contagia.

Es sólo el momento de valorar la vida, de recordar a los seres queridos y de apreciar a quienes nos han querido y no supimos darles la importancia que requerían; así también en la tarea diaria, en el trabajo, en el quehacer diario, reflexionamos sobre las oportunidades que hemos dejado pasar por falta de ganas.

Es tiempo de apreciar a quienes nos han apoyado moral o económicamente; a quienes debemos ese favor y que no hemos pagado.

Por ello es la oportunidad de recapacitar y de pagar todos esos favores; de estar en paz con uno mismo y con Dios, a quien le debemos todo.

En esta reflexión no sabemos si estaremos el próximo año, pero antes que nada quiero dar gracias a todos, desde la familia hasta las personas que nos dan trabajo; a los amigos, al ser amado; a quienes nos han tendido la mano, a quienes han estado en nuestros momentos difíciles, a nuestros patrones; a quienes nos motivan al trabajo mismo que me gusta mucho y que me ha hecho ver la vida desde otro perfil, porque trabajar es una bendición.

Doy gracias al Dios Todoperodoso y a mi fe oculta, gracias a la empresa que me ha dado trabajo por diez años; y a quienes desde el rincón de mi corazón les doy mi bendición.

Quizá las vivencias llegan de un solo golpe y hacen un cúmulo de recuerdos, sobresaliendo los más emotivos o los más tristes, pero siempre hay algo que tenemos presentes en la vida, y es que cuando alguien dice que está deprimido está dando paso a la distracción negativa; recordando siempre NO ESTÁS DEPRIMIDO, ESTÁS DISTRAIDO, estás distraído de la vida y estás desocupado, por ello es que muchos al estar desocupados de la vida piensan que ya no hay nada por hacer, cuando la vida es un regalo, y nosotros no tenemos autoridad sobre ella, ya que es un legado de Dios…

Con esta reflexión sólo deseo para todos ustedes amables lectores, un Feliz Año 2010, que la prosperidad llegue a sus hogares y que haya siempre, mucha, pero mucha salud para que logren todos sus propósitos… Felicidades a todos y que Dios los bendiga….

Bien, continuemos con nuestra tarea; ya que comentamos de nostalgias y de recuerdos, los mexicanos ven con tristeza la grave equivocación cuando se eligen a los gobernantes y que luego estos traicionen las promesas de campaña.

Es desesperante ver cuando las amas de casa van a realizar sus compras y el dinero ya no les alcanza; los incrementos que se dieron como “regalo de fin de año” están dejando un amargo sabor en los hogares, sobre todo de quienes no tienen un trabajo fijo, de quienes sobreviven con un salario mínimo rebasado por el alza de la canasta básica.

Un salario que es gastado en los primeros tres días de la semana y el resto tienen que solicitar préstamos y poco a poco el endeudamiento ahorca a las familias que sobreviven del empeño.
Los mexicanos están pagando los grandes robos que han cometido a las paraestatales, seres sin escrúpulos que han robado a la Nación y que la impunidad, la corrupción, la complicidad de altos funcionarios ha permitido que no se les castigue.

¿Por qué son tan peleados los puestos de elección popular? Sin ir más lejos aquí mismo en San Andrés Tuxtla, sin decir nombres, pero que la sociedad en general conoce, observa cómo algunos políticos que llegan con las manos en las bolsas del pantalón de repente, ya tienen lujosas casas, gozan del tráfico e influyentismo para lograr sus propósitos y nada hacen por beneficiar a las clases desprotegidas.

El pueblo ya está al filo de una manifestación generalizada, la cual pudiera tener consecuencias graves; vemos líderes que manejan grandes masas humanas y que cuando reciben el beneficio en lugar de repartirlo a sus agremiados lo reparten entre sus familias…
Se habla de un cambio, pero nada hay al respecto…

El 2010 celebra dos conmemoraciones importantes en la historia de México, y realmente que se celebra, ¿la burla, la humillación o el poder que han logrado unos cuantos?

La educación es de unos cuantos, el trabajo estable y bien remunerado es de unos cuantos; ¿y los demás que esperanza tienen… qué harán en el futuro inmediato…?

Así como el gobierno está luchando contra la delincuencia también debe someter a juicio a todos aquellos grandes ladrones que se han llevado el dinero de las grandes arcas y que estaba destinado para la obra pública, para la obra social, para el alimento de muchos mexicanos…

Hasta la próxima…
Comentarios y sugerencias: absa_1962@hotmail.com y subdirección@diarioeyipantla.com