El Poder de la Verdad por Mary García

Todos los seres humanos cometemos errores y en la vida cotidiana uno asume responsabilidades por errores, negligencias o culpas; pero cuando nos enfrentamos a lo que el sentido común visualiza como a una negligencia médica, debemos ser cautelosos, porque siempre existe la manera de buscar una “justificación” a través de la figura del riesgo asociado a una enfermedad o cirugía.

Desafortunadamente, son muy pocas las personas que conocen las leyes y sus derechos y que por evitarse problemas no realizan denuncias cuando son víctimas de este delito considerado en el Artículo 253 del Cap. 2 del Título 10  Frac. IV del Código Penal por el Estado de Veracruz  que dicta que “se impondrá prisión de 6 meses a 5 años  o multa hasta de 200 días de salario y suspensión de 2 meses a dos años para ejercer la profesión  a quien se niegue a prestar asistencia a un enfermo en caso de urgencia notoria sin causa justificada, poniendo en peligro la vida o la salud de aquella persona…”
También se considera negligencia médica cuando un medico certifique falsamente que una persona tiene una enfermedad u otro impedimento bastante para dispensarla de cumplir una obligación que la Ley impone o para adquirir un derecho.

Son múltiples las quejas por parte de la ciudadanía en contra del mal servicio prestado en instituciones como el IMSS, ISSTTE, CENTROS DE SALUD, y sin embargo, es de entenderse la gran cantidad de personas que acuden a estos lugares y que dificulta la atención, sin embargo; también hemos corroborado que existen profesionales de la salud que actúan de forma poco ética sobre todo en el trato al paciente o sus familiares.

Sin embargo, muchas personas han sido víctimas de actos de negligencia médica y han encontrado la muerte o complicaciones que han puesto en riesgo su vida, pero pocas veces presentan sus denuncias por desconocer las Leyes o por la falta de confianza en la Justicia.

La gran demanda por parte de la población vuelve a nuestro país vulnerable ante muchas enfermedades, y el desempleo contribuye a que cada vez menos personas tengan acceso a servicios de seguridad social y deben acudir a los centros de salud comunitarios los cuales trabajan con carencias tanto en medicamentos como en personal médico, comunidades que tienen casas de salud como elefantes blancos porque no hay personal que atienda las demandas de la población, debemos reconocer que en el rubro de salud nos encontramos aun en vías de desarrollo y que no podremos competir con otros países que cuentan con una infraestructura de primer nivel en este sentido; sin embargo, el presidente Calderón ha dicho durante la Centésima Asamblea General del IMSS que se está trabajando en un programa para mitigar el rezago quirúrgico, además se pretende invertir en mas hospitales y para evitar las aglomeraciones, dar atención medica mediante citas y atención telefónica, sin embargo reconoció que los recursos son limitados y la demanda crece cada día más, lo cual nos marca un panorama poco halagador.