En tela de juicio Tienda Coppel

kplGermán Méndez Rodríguez / Alfónso Rodríguez Santos, San Andrés Tuxtla, Ver.- El pasado domingo 19 de julio del presente año, en punto de las 15:20 horas, se recibió un llamado de auxilio en la Central de Radio Patrullas de la Comisaria General Municipal Preventiva de esta ciudad de San Andrés Tuxtla, para que se trasladaran a la tienda Coppel ubicada en la calle Madero No. 20 de la Zona Centro, ya que se encontraba una persona detenida del sexo femenino de quien se logró saber que el nombre de la detenida responde a Dulce Reyes Valerio, de 20 años de edad, con domicilio en la calle Ernesto Zedillo No. 20 en la Col. El Crucero de la comunidad Matacapan, lugar perteneciente a este Municipio.

A la mencionada se le señaló al momento de su detención por el elemento de seguridad de la tienda de quien se supo responde al nombre de Juan Luis Ponce Reyes, quien fue quien ejecutó la detención de la misma por el probable delito de robo cometido en agravio de dicha tienda.

Cabe señalar que la probable señalada en el delito que se le imputa, fue trasladada momentos después por elementos de la policía municipal al centro táctico operativo en donde quedó en calidad de presentada.

Lo cierto es que momentos más tarde personal de la gerencia de Coppel tienda, informaron a la policía que de no llegar a “un arreglo” con la parte involucrada interpondrían formal denuncia ante el Ministerio Público del Fuero Común.

Lo raro del asunto es que la puesta a disposición de la probable indiciada ante el Ministerio Publico ésta no fue aceptada por el Fiscal, ya que carecía de todo sustento legal para su retención porque no se daba el delito.

Al ver el Gerente de que una manera legal no podría sacar partida optó por convenir con la madre de Dulce María, también es cierto que toda madre apuesta todo por el hijo o hija; la madre de Dulce María afligida y no saber qué hacer, al verse presionada por el Gerente de Coppel tienda optó por convenir con él antes mencionado para lograr la liberación de su hija, para ello tuvo que dar como anticipo la cantidad de mil pesos, y firmar un documento por la cantidad de dos mil cuatrocientos pesos que tendría que pagar al Gerente el próximo sábado a las 8 de la noche, siendo un total de tres mil cuatrocientos pesos.

Nos preguntamos si el probable robo del cual es señalada Dulce María se encuentra totalmente trasgiversardo en razón a que la probable indiciada nunca dejó de señalar que su detención por parte del elemento de seguridad fue en las escaleras rumbo al tercer nivel de dicha tienda con la finalidad de preguntar al dependiente cuando realizarían la entrega de un artículo que un día antes había adquirido en dicha tienda mediante un crédito, dando la cantidad de mil, quinientos pesos como anticipo.

Es bueno señalar que Dulce María llevaba en brazo izquierdo tres blusas para dama que al finalizar el recorrido sobre la tienda realizaría posteriormente el pago de la  misma, fue en esos momentos cuando el elemento de seguridad la invita a realizar el pago a lo que contestó Dulce María que lo realizaría en un momento lo que molesto al vigilante y la remitió ante la presencia del Gerente, quienes como ya se sabe pidieron el auxilio de la policía municipal preventiva señalando a la misma del delito de robo.

La pregunta es ¿Cómo puede efectuarse un robo o pueden, detener como probable del delito de robo si las prendas que adquirió están visibles y nunca abandonó la tienda departamental?

Es ahí donde se ve la clase y el tipo de mala fe de la Gerencia de la tienda Coppel; es necesario que sus jefes inmediatos vean de cerca este problema serio que en lugar de ganar clientes con esta acción todo seria al revés.

Por lo tanto Dulce María en compañía de su señora madre el día de hoy buscarán una buena asesoría jurídica para posteriormente formular denuncia ante el Ministerio Público del Fuero Común contra quien resulte responsable. Así mismo agregó que solicitará el apoyo de la Comisión de los Derechos Humanos por que está consciente de que le fueron violadas sus garantías individuales.

Por último se logró saber que el monto de lo supuestamente sustraído fue la cantidad de  297 pesos, aproximadamente consistentes en las tres blusas.

Así mismo dijo que en hoy goza de su libertad va a ser un Convenio que fue notificada por el mismo Gerente que su tarjeta de crédito Coppel automáticamente estaba cancelada y que los 1 mil, 500 pesos que dio como anticipo de sus artículos domésticos que día antes había adquirido en dicha tienda no se le devolvería ni se le entregaría los artículos adquiridos.

5 COMENTARIOS

  1. Nada de lo que dice la noticia, es verdad. Las personas bajaron las escaleras corriendo con una bolsa en la mano. Tanta prisa tenían que la bolsa se les cayó en las escaleras. Entonces les cerraron la puerta y le preguntaron a una de ellas si la bolsa le pertenecia y dijo que si. Llevaba varios pares de celcetines para hombre de la marca CONVERSE. Ellas venían seguido y sólo venían a robar. No es justo que las defiendan, si son totalmente culpables.

  2. Sin lugar a dudas se habla una vez más de impunidad, donde la gente que ‘cree’ tener el poder, se siente en libertad de pasar sobre los derechos de las demás personas

  3. La verdad se me es extraño que haya pasado algo así, y mas en una tienda coppel, ya que que ese tipo de establecimientos desde el momento que llegas te acompaña un vendedor y si vas a otro nivel del la misma tienda este es remplazado por otro, así que no hay tiempo para que andes solo en este servicio

  4. Es notable que la mayoria de la gente que labora en este tipo de establecimientos no cuentan con la minima capacitacion y mucho menos cuentan con la capacidad del trato con el cliente, tomam actitudes repulsivas, donde se ve la calidad de personal que labora en dicho negocio, coppel, en partucular la sucursal de MADERO, en donde la mala atencion y mala calidad del servicio dejan mucho que desear con los clientes, se les pide a los niveles mas altos por encima de la gerencia pongan mayor atencion a estoe detalles para que no pierdan mas clientes.

  5. es una pena que personal de tiendas departamentales actuen de esa forma toda vez que no existe ningun delito porque en ningun momento dejo la tienda y en cualquier momento podia ella pagar la mercancia, es decir el delito de robo se llevaria a cabo en el momento en que ella saliera de la tienda con la ropa sin pagar pero al no dejar la tienda no existe delito alguno toda vez que en cualquier momento podia pagarla o dejar la mercancia si no fuera de su agrado por lo cual el gerente si esta cometiendo un delito al extorcionar a su madre a que le de dinero por su livertad cuando el no es autoridad alguna. existe una tesis jurisprudencial en base a esto que dice los siguiente.-
    Las personas que concurran a estos establecimientos como compradores presuntos, hasta antes de adquirir realmente la mercancía, sólo ejercen una detentación o portación material, pero no actos de dominio sobre ella, por lo que no es verdad que desde ese momento se tenga en forma tácita por legalmente consentido el apoderamiento efectuado; en efecto, no es lógico que los establecimientos acepten que no se les pague el importe de los objetos tomados, pues el que existan cajas de pago a las salidas de esos lugares, es precisamente para perfeccionar la compraventa, y es a partir de entonces, cuando, por el entero del importe del precio, se manifiesta el otro elemento de la relación, o sea la voluntad del pasivo de transmitir la propiedad de la mercancía. El que no dé cumplimiento a este extremo, por ocultamiento, evasión o alguna otra forma que demuestre el no hacer voluntariamente el pago, se ubica en el delito de robo, a virtud del apoderamiento sin derecho y sin consentimiento de quien podía disponer de la cosa.

Comments are closed.