Dom. Feb 25th, 2024

La proliferación de la inteligencia artificial generativa ha catalizado una transformación en campos tan variados como la creatividad, la producción de contenido y la ciberseguridad.

2024 marca una nueva etapa. La proliferación de la inteligencia artificial generativa ha catalizado una transformación en campos tan variados como la creatividad, la producción de contenido y la ciberseguridad.

Este fenómeno ha sido evidenciado por la disruptiva herramienta GPT-4, cuya capacidad para generar textos, imágenes y códigos complejos ha desafiado nuestras concepciones de la creatividad humana versus la artificial, con un crecimiento del 50% en aplicaciones basadas en IA respecto al año anterior (OpenAI Usage Report 2023).

Mientras tanto, los conflictos globales han escalado, con un aumento del 20% en incidentes de tensión geopolítica (Global Conflict Tracker 2023) y un incremento correspondiente del 15% en los presupuestos de defensa, señalando una era de renovado militarismo y estrategias defensivas altamente digitalizadas y robóticas (SIPRI Military Expenditure Database).

Los ciberataques han seguido esta tendencia, con un incremento del 30% en incidentes significativos, lo que ha impulsado un aumento del 25% en la inversión global en protección de datos (Gartner Cybersecurity Report). Para muchos futurólogos el escalamiento de estos puede ser uno de los escenarios plausibles para llegar a una crisis global, de esas que unos llaman conspiración, y otros instigar pánico.

Por supuesto no se debe omitir los vientos de recesión económica (que prometen un primer semestre retador), las tensiones políticas alrededor de las elecciones de varios ejes de poder mundial como Estados Unidos o México, la nueva fuerza que tendrán los BRICs con la llegada de los grandes productores de petróleo (además de Irán), y el incremento en el impacto del cambio climático, que no parece dar tregua.

Estos cambios hacen parte de un continuum que utilizan las personas que trabajan en prospectiva para consolidar cuáles serán los patrones de cambio que determinarán la agenda social, económica, cultural y de consumo de los meses o años que vienen.

Generalmente se trata de cómo las macrofuerzas (grandes hechos que vienen desde el pasado y se sabe que existirán en el futuro -como cambio climático o la tensión entre occidente y oriente, por citar dos ejemplos-) detonan comportamientos emergentes en las personas, gobiernos, corporaciones, contenido, etc que implican la llegada y evolución de las tendencias globales.

Inspirado en haber tenido la oportunidad de aprender de Marian Salzman y de estudiar las dinámicas futures studies en diferentes partes del mundo, mi carrera profesional lleva consigo identificar tendencias, en especial las que tendrán impacto en la mayoría de categorías y segmentos de consumo, brevemente descritas a continuación:

1. Redefinición del Acceso

La creciente desigualdad económica, con el 10% más rico poseyendo el 76% de la riqueza total (World Inequality Report), está remodelando el acceso a servicios básicos y oportunidades, resultando en un cambio drástico en la estructura social, donde más jóvenes dependen de sus padres, se espera que la mitad del grupo 18 – 24 sean ninis para 2030 (WEF), se incrementan los grupos multifamiliares, entre otros.

2. Ciudadanos – desarrolladores

Similar a la llegada de la computadora o internet, el contexto educativo de todos los niveles buscará que la mayoría adquiera conocimientos básicos en Inteligencia Artificial Generativa para lograr ajustar el sistema laboral. En las plataformas de educación digital, por ejemplo, el consumo de cursos relacionados aumentó 65% en 2023 y se prevé la misma tendencia para 2024 (Coursera).

3. Continuidad corporativa

El debate sobre el futuro del trabajo se intensificará cambiando la estructura corporativa, con un 30% de las empresas considerando un modelo híbrido permanente (McKinsey & Co), y más del 48% esperando el retorno completo a las oficinas, todo esto mientras 3 de cada 4 empresas considera que su planta se ajustará en el próximo año teniendo en cuenta la Inteligencia Artificial Generativa.

4. Felicidad como rutina

La prevalencia de la depresión y la ansiedad ha aumentado en un 25% (WHO), lo que ha llevado a una mayor inversión en programas de bienestar y una cultura corporativa que prioriza la felicidad diaria y el bienestar mental, logrando que la normalización de la salud mental y su importancia venga a futuro con el establecimiento de un estilo de vida positivo – resiliente.

5. Multiplicación interactiva

La Inteligencia General Artificial promete un aumento del 40% en la productividad de aquellos que la utilicen frecuentemente (PwC’s AI Predictions), revolucionando el mercado laboral y capacidades humanas con innovaciones como la automatización de tareas y asistencia mejorada llegando a miles de corporativos en 2024. El miedo a ser reemplazado por la tecnología también afectará a 2/3 de los talentos.

6. Interacción inmersiva

Durante el año se espera la llegada de la computación inmersiva, con nuevos dispositivos y una visualización envolvente dentro del Metaverso, mercado que alcanzará los $800 mil millones para 2024 (Bloomberg Intelligence), señalando -otro- cambio en la forma en que interactuamos con la realidad digital y física. Parece ser que entre esto y los GPTs las apps cambiarán significativamente.

7. Reinvención IP

La forma como la mezcla en una multiplicación de generadores de contenido y las posibilidades que la Inteligencia Artificial en el ámbito creativo creará las bases de una forma de ver la propiedad intelectual. Un estimado del 50% de las obras artísticas serán generadas por IA en 2024 (Art Basel Report) redefiniendo la autoría y propiedad en la era digital.

8. Celebración de la imperfección

Y aunque el mundo productivo celebra, los consumidores no parecen estar preparados para una existencia creada por la Inteligencia Artificial. El 70% aun muestran preferencia por marcas que celebran la autenticidad y la imperfección humana frente a la perfección generada por IA (Nielsen Consumer Insights), lo que implica una mayor valoración de la conexión humana y la autenticidad.

9. Estilo de vida climático

En una realidad donde las posibilidades de detener y evitar el impacto del cambio climático se desvanecen, el 80% de la población adaptará su estilo de vida debido una realidad donde impacto del medio ambiente es normalidad (UN Habitat Report), lo que afectará la moda, la alimentación y las soluciones de vivienda, mientras cambia los hábitos e incrementa las innovaciones desde la subsistencia.

10. Reducción de la semana laboral

Y lo mejor para el final. La automatización por IA podría conducir a una semana laboral de cuatro días para el 50% de los ‘White Collars’ (Future of Life Institute) de los países desarrollados y grandes corporativos para 2027, mejorando el equilibrio entre la vida laboral y personal. Compañías como Unilever y Diageo, y varios emprendimientos, ya están implementando modelos piloto.

Para empresas, gobiernos y particulares, es crucial estar preparados para navegar y prosperar en este mundo complejo y conectado. Al abordar activamente estas realidades se pueden convertir en las oportunidades que definirán los negocios del futuro.

Hora de no temerle al cambio.