La Marina fortalece su poder naval

México, D.F.—En la celebración del Día de la Marina, el presidente Calderón abanderará hoy en Veracruz siete nuevos buques de guerra con valor de 28 mdd.
México, D.F.—En la celebración del Día de la Marina, el presidente Calderón abanderará hoy en Veracruz siete nuevos buques de guerra con valor de 28 mdd.

Agencia Reforma, México, D.F.—Declarada el 11 de abril de 1942 por el Presidente de la República, General Manuel Ávila Camacho, quien  decretó que se festejara el 1/o. de junio de cada año como día de la Marina Nacional, debiéndose izar a toda asta el Lábaro Patrio, como parte de dicha celebración.

Se abanderarán nuevos buques de patrullaje costero de la Armada de México, estos podrán detectar embarcaciones con rutas marítimas ilegales a través de los radares de larga distancia que poseen y que el presidente Calderón abanderará hoy en la celebración del Día de la Marina, en Veracruz.

«Con este sistema de radares se pueden ver las unidades de superficie que se encuentran desplegadas. Si hay una embarcación que no tenga una señal que las identifique es detectado por el radar y se puede apreciar en la pantalla.

«Si va a 40 nudos, puedo mandar el dato a otra unidad (de la Armada) que esté cercana para advertirle que navega en su dirección un barco sospechoso, para que lo intercepte», asegura el teniente de Navío Carlos Martínez, comandante del buque Tenochtitlán.

El buque Tenochtitlán y otro de su clase denominado Teotihuacán, con un costo de construcción de 9 millones de dólares cada uno, serán abanderados hoy por el presidente Calderón, junto con cinco patrullas interceptoras tipo Polaris, que tuvieron un costo de 2 millones de dólares cada una.

Las unidades serán utilizadas por la Marina para combatir al crimen organizado en altamar y proporcionar apoyos de salvaguarda.

El teniente Martínez muestra el radar. Ahí, en la pantalla, figuran distintos puntos que se mueven en varias direcciones y tiempo real.

«Este es un sistema de reconocimiento de barcos, si son cargueros, atuneros, petroleros, recibimos esa señal y nos despliega en el radar, en el monitor, de dónde viene, qué carga, cómo se llama, a dónde va, con ello podemos identificar cualquier buque que cuente con el sistema que marca la reglamentación internacional de identificación.

«lo que vemos en el monitor son las embarcaciones que se encuentran navegando en esta área, a través de un sistema de enlace nosotros mandamos nuestra señal y ellos (la tripulación de las embarcaciones) mandan su señal en forma automática, para identificarse», explica el mando naval.

En entrevista refiere que el nuevo buque posee armamento de alto calibre y cuenta con otra unidad a bordo para operaciones de reacción inmediata.

«En un minuto los marinos bajan esa embarcación, de mayor velocidad, para dar alcance a cualquier otra y asegurarla», afirma.

«El Tenochtitlán cuenta con una planta generadora de agua potable, con autonomía de 14 días en altamar y viaja a una velocidad de 25 nudos (unos 50 kilómetros)», añade Martínez.

La meta de producción de embarcaciones en los astilleros de la Marina quedó inconclusa.

Para este sexenio la dependencia naval proyectó la construcción de 24 embarcaciones operativas y sólo concretó 14.