Menor engaña a su mamá para escaparse con el novio

Santiago Tuxtla, Ver.—Cinco días de angustia sufrió la señora Antonia Isidoro Beltrán, habitante de la comunidad Pueblo Nuevo, cuando su hija le dijo que iría por unas empanadas y al “desaparecer” denunció los hechos logrando elementos de la AVI a cargo de Gabriel Morales ubicar a la menor en la comunidad Rancho Nuevo, donde vive el novio con el que escapó. (Foto: Moreno Martínez)
Santiago Tuxtla, Ver.—Cinco días de angustia sufrió la señora Antonia Isidoro Beltrán, habitante de la comunidad Pueblo Nuevo, cuando su hija le dijo que iría por unas empanadas y al “desaparecer” denunció los hechos logrando elementos de la AVI a cargo de Gabriel Morales ubicar a la menor en la comunidad Rancho Nuevo, donde vive el novio con el que escapó. (Foto: Moreno Martínez)

Manuel Moreno Martínez, Santiago Tuxtla, Ver.—La ciudadanía en general, anda con el “Jesús en la boca”, por los hechos de violencia que se están dando a conocer diariamente que cual situación alarma, aún siendo, por cuestiones comunes o de antaño como cuando las parejas escapaban, y los padres ya sabían dónde encontrar a los tórtolos.

Ahora si una niña o niño, jovencita o joven si llega tarde a su casa y “se desaparece” causa alarma y lo primero que se piensa es un “secuestro”.

Y comentamos esto porque a colación damos a conocer el siguiente caso que causó revuelo allá en el colonial municipio Santiago Tuxtla.

Fue precisamente, el pasado sábado 26 de mano, pasadas las 7:00 de la noche en la comunidad Pueblo Nuevo, municipio de Santiago Tuxtla, cuando la señora Antonia Isidoro Beltrán se encontraba acompañada de su menor hija, Nereida Seba Isidoro, de 16 años de edad, quien le dijo a su mamá que iba a comprar unas empanadas, al tardarse demasiado la señora Antonia Isidoro fue en busca de su hija pero nunca la encontró.

Angustiada comenzó a recorrer la comunidad preguntándole a los habitantes del lugar sobre el paradero de su hija Nereida, y así transcurrieron las horas por lo que decidió denunciar la desaparición de su hija ante la agencia del ministerio público municipal, por lo que se integró la Investigación Ministerial Núm. 154/2012.

Una vez integrada la misma se turnó a los elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI) a cargo del Comandante Gabriel Morales Silverio, quienes se avocaron a realizar las indagatorias pertinentes; y luego de cinco días de exhaustiva investigación, fue precisamente este jueves 31 de mayo pasado cuando los agentes lograron la ubicación de la menor en el camino vecinal que conduce de la comunidad San Antonio de la Huerta a Rancho Nuevo, del municipio de Santiago Tuxtla.

Nereida Seba Isidoro fue asegurada y remitida a las instalaciones de la AVI, donde se le reportó de inmediato a la señora Antonio Isidoro para que se presentara al lugar, y al ser interrogada la menor declaró que el día de su “desaparición” decidió irse con su novio que responde al nombre de Héctor Beltrán Xolo, quien tiene su domicilio precisamente en la comunidad Rancho Nuevo.

Así que ya lo sabe, no todos van a comprar empanadas.

Seguiremos informando.