“Saldamos adeudo con Liconsa y seguimos saneando finanzas Municipales”: Tavo Pérez

  • El Alcalde informó que, de la deuda heredada, se tienen pagados 2millones 80 mil pesos a la fecha.
  • Respondemos a la confianza de los sanandrescanos.

Comunicado de DCS | San Andrés Tuxtla, Ver.— “En menos de un año, con recursos municipales y estatales hemos hecho obras que están mejorando la vida de los sanandrescanos, pero también con austeridad, orden y transparencia, manejamos los recursos, lo que me permite informarles que gracias a eso, hemos cubierto en su totalidad la deuda que la administración anterior nos dejó con Liconsa”, comentó Octavio Pérez Garay, alcalde de San Andrés Tuxtla, quien además informó que se sigue abonando a la millonaria deuda heredada, con la finalidad de sanear las finanzas municipales.

Tavo Pérez reiteró que se manejan los recursos de manera responsable y que no se ha proyectado obra que rebase el presupuesto para este año, ya que dijo que a pesar de que se ha estado abonando a los adeudos y de que se cubrió ya en su totalidad la deuda con Liconsa, contraída por la anterior administración, esto no ha frenado el avance de obra significativa.

“La gente nos dio la confianza y el mandato de hacer de esta, una administración responsable y así estamos actuando, ya hemos pagado 2 millones 80 mil pesos, estamos saneando las finanzas que nos heredaron en números rojos y estoy seguro que al término de la administración, daremos ejemplo de disciplina financiera y ejercicio responsable de los recursos municipales”, puntualizó.

El alcalde aseguró que desde que asumió la encomienda de administrar los recursos municipales, sabía que el primer año sería el más difícil, no obstante, adeudos no contemplados, que fueron surgiendo durante el desarrollo de los primeros meses de gobierno, tuvieron que ser sorteados con un programa de austeridad emergente que al final ha dado resultados.

“Esta política de austeridad ha sido fundamental para alcanzar metas inmediatas como el adeudo con Liconsa, que hoy ya está saldado, y aunque sigue habiendo deuda heredada, el año más duro es este, porque mientras sigamos abonando y cuidando con esmero de los recursos públicos, podremos garantizar finanzas menos restringidas para obra en los años por venir”, concluyó el alcalde.