Se avecina ruptura en el PRI de San Andrés Tuxtla, sino logran firma de acuerdos

rupturaJuan Carlos Absalón, San Andrés Tuxtla, Ver.-En la Entidad veracruzana, con miras a ir saneando el ambiente político y buscar la unidad del Partido Revolucionario Institucional, el Comité Directivo Estatal del PRI que dirige el licenciado Jorge Carvallo Delfín, busca lograr pactos de civilidad, donde la cordura y la sensatez sean la armonía que prevalezca para que en los próximos comicios sea de cordialidad porque de lo contrario esto afectaría a la estructura del mismo, y que al interior no crezca el fantasma del divisionismo.

En Veracruz, se han estado firmado pactos de caballeros, pactos de civilidad, pactos de no agresión, precisamente entre las personas que buscan la nominación del PRI, en cada uno de los municipios que pretenden los elijan en el próximo ejercicio democrático como presidentes municipales.

Este lunes 8 de febrero del año 2010, la cita fue en las oficinas del Comité Directivo Municipal del Partido Revolucionario Institucional ubicado en la calle Constitución de la Col. Centro de esta ciudad de San Andrés Tuxtla.

La primera convocatoria habría sido a las 12:00 horas, a la que fueron citados el actual Presidente del Movimiento Territorial y, además empresario, ingeniero Rafael Fararoni Mortera; y el diputado local por el Distrito XXV con licencia, ingeniero Manuel Rosendo Pelayo. El primero cumplió con el llamado, no así el segundo, al manifestar que tenía algunos compromisos fuera de la ciudad y que por ello no podía estar presente en la primera cita, y que pedía se hiciera por la tarde, a las 06:00 p.m.

Con este motivo le fue dispensada la cita, quien según comentó el propio Delegado del partido, licenciado Genaro Villegas Cázares, solicitó la cita fuera para las 18:00 horas (6 de la tarde).

Así como se acordó, eran las 18:00 horas y sólo había acudido el ingeniero Rafael Fararoni Mortera; no así el legislador con licencia.

Así comenzó el Delegado a realizar las llamadas correspondientes al ingeniero Manuel Rosendo Pelayo, haciendo numerosas llamadas, contestándole primero otra persona en el teléfono celular del ingeniero, hasta que después le confirmaban que Rosendo Pelayo acudiría a la cita que él mismo horas antes había solicitado, se aplazara.

Eran las 18:37 horas, cuando un tanto molesto por la falta de seriedad del ingeniero Manuel Rosendo, el ingeniero Fararoni Mortera solicitó al Delegado se cumpliera con la seriedad del asunto, por su parte el Delegado llamó a la cordura y comprensión del ingeniero Rafael Fararoni que había solicitado se levantara una acta por el incumplimiento a la cita; nuevamente el Delegado solicitó y llamó a la cordura.

Diez minutos después, llegó el aspirante Manuel Rosendo Pelayo, un tanto alterado al lugar citado; allí se encontraban el presidente del Comité Directivo Municipal del partido, el profesor Félix Peña Castillo; el Delegado del Comité Directivo Estatal del PRI, con representación en el Distrito de Los Tuxtlas, licenciado Genaro Villegas Cázares, el ingeniero Rafael Fararoni Mortera, y los medios de comunicación impresa y electrónicos, quienes fuimos testigos de lo allí expuesto.

El Delegado, en la introducción del diálogo mencionó del porque la reunión y de la cita a la que había convocado a los dos aspirantes en mención; reiterando que precisamente lo que estaba haciendo el Partido Revolucionario Institucional en el Estado de Veracruz, llevando a cabo un acuerdo de unidad.

El Delegado fue interrumpido por el ingeniero Manuel Rosendo Pelayo, quien señaló que no desconocía el motivo, ya que él había sido presidente del partido, diciendo “…ya sé cuál es el asunto; no desconozco el motivo, yo fui presidente del partido y lo conozco, y conozco perfectamente los mecanismos y los procedimientos… No pasa absolutamente sino te firmo… Yo manifiesto mi inconformidad… Cuando salga la convocatoria, yo… no hay ningún problema…”

El Delegado expresaba, “no hay porque alterarse, ni pasa nada…”

Rosendo Pelayo, arremetió al licenciado Villegas; “Nada más veo la iniquidad que hay, porque digo, está documentado que todo el Ayuntamiento en pleno, los camiones, todo, digo, si vamos a una justa, como tú hablas de igualdad y equidad…”

El Delegado tratando de mantener la calma, decía a Rosendo Pelayo; “Rafael, quiero que sepas, éste, digo Manuel, quiero que sepas que hace un momento, el hecho de que al menos te esperáramos un poquito, más me generó un poquito de él (refiriéndose a Fararoni) una inconformidad y también le hice ver que no estoy cargado para ti, por el hecho de esperar… Si quiero esta unidad, como Delegado mi obligación, siempre lo he hecho y lo hago en todos los municipios, hago mi trabajo de manera seria, porque también, esto no es un secreto, a él lo acabo de conocer para que él pueda pensar que me cargo contigo… La instrucción del presidente del partido en este momento ni siquiera es tal por cual, sino que el pueblo ha manifestado, los que sean, de alguna manera comentado y acaparado para buscar la candidatura… Sobre esto estamos viendo en busca de la firma de este acuerdo… Lo había comentado contigo, cosa que no hice con él, —fíjate—, y aquí lo externo, cosa que no hice él,  lo hice contigo en Veracruz… Con eso te doy todavía más de mi actuación, que al señor ni siquiera lo he andando convenciendo y ni siquiera tu me has andando convenciendo…”

“Con eso te doy más todavía de mi actuación, ni siquiera te he andado convenciendo…”

Rosendo interrumpió: “…no, lo que se trata del partido, los que estamos aquí estamos enterados de tu labor, de tu chamba…”

El Delegado en ese momento recibió una llamada, contestando su celular, “…’quióbule’, estoy aquí reunido con el diputado y estoy aquí reunido con el señor Rafael Fararoni… te hablo, sale bye…”

El ingeniero Manuel Rosendo, continuó diciendo, “…tarde pero te lo voy a decir, pero tengo todo; todas las obligaciones y todas las responsabilidades, y todo el poder de decírtelo, estoy o no estoy de acuerdo, no firmar un pacto de esa naturaleza… Con esa situación de arbitrariedades, de una vez aquí digo, una cosa es la política, el proceso se va a llevar… Somos amigos de toda la vida, tú te vas a ir (refiriéndose al Delegado) tranquilo, vamos a seguir siendo amigos (refiriéndose a Rafael Fararoni), pero en esta vez en este proceso, en esta firma, vamos a esperar a que salga la Convocatoria…”

El Delegado por su parte al hacer uso de la voz, nuevamente trató de explicar el proceso, de inmediato se levantó el ingeniero Rosendo Pelayo, interrumpió y se retiró del lugar despidiéndose ante todos los ahí presentes.

Era claro y visible el cortón que le dio el ingeniero Manuel Rosendo defendiendo su postura no acceder a una firma donde el manifestaba existían irregularidades, por el que el Delegado solo se concretó a manifestar que él daría a conocer la situación de la cual los medios habíamos sido testigos, destacando el Delegado que, “tengo la obligación de atenderlo como ha atendido a todos, es unilateral, no podemos obligar a nadie, esta vez lo intentamos, expresó sus motivos, pero te agradezco Rafael el llamado al partido, el haber venido durante la mañana, durante la tarde, porque eso habla de una disciplina, habla de un compromiso, como Delegado y a nombre del presidente del partido te lo agradezco, sale?”

Así después de una acalorada reunión en la que la cordura se impuso, no llegándose a ningún acuerdo, los medios de comunicación solicitamos nos diera una conferencia de PRENSA, el licenciado Genaro Villegas Cázares, quien después la entrevista, manifestó que daría a conocer de la situación al comité directivo estatal, quien resolverá sobre la situación presentada el día de ayer.

1 COMENTARIO

Comments are closed.