Visión Politica por Edgar Palma Gómez

El V Informe de Fidel Herrera

 

 

Este domingo, en un acto republicano y austero, el Gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán entregará en el Congreso del Estado su V Informe de Gobierno, -muy a pesar de la resistencia y protagonismo de los diputados panistas que planean no asistir, o en su caso salir con alguna ridiculez mediática-. Y, después de sostener un breve dialogo con los diputados locales, se trasladará a Boca del Río, -al  WTC-, donde emitirá un mensaje a todos los veracruzanos.

No será un mensaje de despedida, no, pero tampoco será un mensaje lleno de cifras. El V Informe de Gobierno, será un mensaje que marcará la manera en que cerrara su administración, y los esquemas que se abran de seguir para ganar el próximo proceso electoral, ante todo, evitando rompimientos, fricciones, y sobre todo, traiciones, factores que podrían determinar si el PRI se mantiene en Palacio de Gobierno, o si cambian de color sus paredes.

El mandatario veracruzano tiene el control político, la estrategia electoral, y los mejores operadores, pero sobre todo, tiene un capital político invaluable, SU TRABAJO, mismo que será factor determinante para el resultado electoral. Mientras que a los candidatos les servirá como bandera política, por esta razón, Fidel Herrera Beltrán impulsará una estrategia de cierre que le permita poner la cereza al pastel.

Por eso, es eslogan de campaña “Y lo mejor está por venir”, se refiere a que el mayor número de obras y acciones de Gobierno del Estado, y que den mayores beneficios a la comunidad serán finalizadas entre el 1 de enero de 2010, y antes de que los candidatos puedan seguir haciendo campaña. Es el mejor apoyo que puede darles el Gobernador a sus candidatos, con trabajo, trabajo y más trabajo, y los más beneficiados serán los veracruzanos.

Fidel Herrera Beltrán seguirá siendo Gobernador hasta el primero de diciembre de 2010, por lo que será un factor determinante en los resultados electorales, y sabe que en la recta final de su Gobierno, ya no contará con los mismos colaboradores. En el caso de los Secretarios de Despacho y colaboradores más cercanos, muchos de ellos se despedirán después de las comparecencias, y otras esperaran a la Convocatoria del PRI. Todos conocemos sus nombres y aspiraciones, Américo Zúñiga Martínez, Carlos García Méndez, Manuel Lila de Arce, Marcos Theurel, Zita Pazzi Maza, Humberto Pérez Pardavé, Alberto Silva Ramos, Antonio Gómez Anell, Alfredo Gándara, Alfredo Marie Pecero, Édgar Spinoso, Karime Aguilera, entre otros.

Mientras que otros colaboradores se unirán a las campañas para Gobernador, Alcaldes, y Diputados Locales. Ante esta situación, el Gobernador Fidel Herrera Beltrán tendrá que designar funcionarios que hagan doble papel, mantener su ritmo de trabajo -mismo que habrá de incrementarse-, y evitar errores en el cierre de la administración, porque al ser un año electoral, los enemigos de la fidelidad magnificarán cualquier error de la presente administración, además de buscar manchar cualquier éxito de Herrera Beltrán y sus nuevos colaboradores.

El PRI tiene la suficiente fuerza para ganar las elecciones, porque al PAN ya le tomó la medida, -y aunque se diga que el Gobierno Federal viene con las maletas llenas de dinero, los veracruzanos quieren a su Tío Fide-, y el PRD por sus problemas internos prácticamente no existe, y los que quedan, son los partidos de la chiquillada, que buscarán unirse al partido que más les ofrezca.

El Gobernador sabe que la única manera en que podrían perder, sería por excesos de confianza, actitudes soberbias y déspotas, incumplimiento en las acciones de gobierno, fracturas internas, traiciones, es decir, que podrían perder por errores que cometan los de casa. No es la primera elección de Herrera Beltrán, y sabe que no se puede cometer ni el más mínimo error.

En cuanto a la elección a Gobernador, Herrera Beltrán tendrá que sentar en una misma mesa a los dos aspirantes a la candidatura, y negociar, evitar polarizaciones, porque en la política, el objetivo es sumar y multiplicar, y no restar y dividir.