Dom. Jun 23rd, 2024

Durante la emergencia sanitaria del covid-19 fue necesario lavarse las manos de manera regular para evitar contagios, pero este ejercicio es más útil que usarlo ante diferentes infecciones que podrían poner en riesgo la vida de las personas en general.
La adecuada higiene de manos antes de comer y después de ir al baño, preparar y consumir alimentos o en el proceso de atención médica previene enfermedades diarreicas, respiratorias e infecciosas hospitalarias, informó la especialista de la Secretaría de Salud Federal.
Es la medida costo-benéfica con mayor impacto positivo en el mundo para disminuir la prevalencia de enfermedades infecciosas, en especial las asociadas a la atención a la salud, la mortalidad asociada y el impacto económico por hospitalizaciones.
Explicó que el lavado de manos con agua y jabón o uso de alcohol-gel es fundamental también al llegar a casa o al trabajo; durante el trayecto en transporte público o cuando no se tiene posibilidad de lavarse las manos, no debemos tocarnos la cara o la nariz para evitar infecciones con bacterias o microorganismos. Añadió que es necesario que las niñas y los niños se laven las manos después de jugar con tierra o en el suelo, ya que los parásitos pueden entrar al tracto gastrointestinal y provocar una infección diarreica.
En el ámbito hospitalario, la epidemióloga resaltó la utilidad de esta acción preventiva para disminuir el riesgo de infecciones asociadas a la atención a la salud (IAAS), que se encuentran entre los eventos adversos más frecuentes en la prestación de estos servicios; cada año se producen en el mundo 136 millones de infecciones resistentes a los antibióticos por esta causa. En las unidades de salud, el personal sanitario debe realizar el correcto lavado de manos con agua y jabón antes del contacto con pacientes para protegerlos de cualquier microorganismo; en caso de suministrar medicamentos, también deben usar guantes.
En caso de tener contacto con líquidos corporales o hacer alguna curación con herida abierta, se deben lavar las manos inmediatamente después, para evitar llevarse las bacterias en la ropa o en el material médico.
PASOS PARA LAVARTE LAS MANOS

Usa jabón, de preferencia líquido, si no tienes utiliza jabón de pasta en trozos pequeños
Talla enérgicamente las palmas, el dorso y entre los dedos
Lávalas por lo menos 20 segundos sin olvidar la muñeca
Enjuaga completamente
Seca las manos con papel desechable
Cierra la llave del agua y abre la puerta del baño con el mismo papel, después tíralo en el bote de la basura