Policía localiza narcolaboratorio en Morelos

Tras un enfrentamiento, entre sicarios antagonistas, fueron detenidos dos agentes de la Policía de Tránsito del municipio de Cuautla.

Agencias, Cuernavaca, Morelos.—Un enfrentamiento a balazos entre sicarios antagonistas puso al descubierto un presunto narcolaboratorio y provocó la detención de un supuesto narcotraficante y de dos agentes de la Policía de Tránsito del municipio de Cuautla, por su presunta vinculación con el crimen organizado.

La balacera se registró alrededor de las 14:00 horas en la calle Gonzalo Barrera de la colonia Tepeyac, municipio de Cuautla, al oriente del estado, pero la información fue mantenida con sigilo por decisión de la Policía Federal, cuyos elementos encabezaron el operativo para catear la zona y detener a los supuestos narcotraficantes, así como a los elementos policiales.

En el operativo también participaron soldados destacamentados en la zona oriente de Morelos.

Testigos oculares informaron que alrededor de las 13:30 horas se registró una fuerte balacera en el domicilio de la colonia Tepeyac, por grupos de sicarios fuertemente armados.

Ante el nivel de las detonaciones se pidió el auxilio de la Policía Federal, cuyo cuartel se encuentra a la entrada del municipio. Los testigos citan que antes de que llegaran los federales, arribaron policías de tránsito municipal para sacar algunos objetos de la casa donde ocurrió el enfrentamiento.

Cuando llegaron los federales solo encontraron a un sujeto identificado como Jesús Pérez Nava, quien registraba heridas en el brazo izquierdo y luego de llevarlo a un hospital público le amputaron el antebrazo debido a las heridas provocadas por las esquirlas.

La Policía Federal también encontró en el lugar del enfrentamiento objetos para procesar droga, así como alrededor de cuatro kilos de polvo blanco, al parecer cocaína.

Luego de la revisión del lugar los policías federales se dirigieron a la comandancia de la Policía de Tránsito municipal y, de acuerdo con fuentes oficiales, pidieron al mando superior citar a dos elementos a quienes detuvieron en cuanto se presentaron.

Ellos son Bulmaro Galicia García e Iván Reyes, conductores de la unidad oficial 104, señalados por la PF como presuntos protectores del crimen organizado.